HOMEOPATICA2

MEDICINA HOMEOPATICA

La Homeopatía es una Ciencia Médica desarrollada en el siglo XVIII por el médico alemán Frederic Samuel Hahneman.

Usa en su propósito de salud, tres principios básicos: Similitud-Infinitesimalidad – Totalidad, lo que quiere decir que:

HOMEOPATICA

…o dicho de otro modo, “lo mismo que puede intoxicar, puede curar de una intoxicación semejante a condición de que la dosis sea muy, muy pequeña o infinitesimal”.

Homeopatía, no significa “a dosis pequeñas” sino que significa “Sufrimiento Similar” (del griego “pathos”, que sufre y del latín “homeo” similar) así el Dr. Hahneman anunciaba “Para sanar una enfermedad dada es necesario hacer que el paciente tome un remedio que administrado a un sujeto sano, le daría los síntomas de esta enfermedad”.

Los síntomas forman parte de un lenguaje codificado, por ello decían los antiguos

HOMEOPATICA1

La palabra Comunica, Expresa, Conmueve, Resuelve  y el síntoma, cuando ocupa su lugar, pretende hacer lo mismo.

El Médico Homeópata observa y escucha convirtiéndose en un “espejo limpio”, donde el paciente puede verse a SI MISMO, para ello el tratamiento cursa en 2 fases:

  1. Una primera fase en la que el Médico capta toda la información aportada por la persona enferma para poder encontrar los o el Remedio Homeopático que va a hacer desaparecer los síntomas o por lo menos, mejorar el estado de salud del paciente. Una vez resuelto esto, pasamos a la segunda fase.
  2. En la segunda fase hacemos una De-codificación de la enfermedad, es decir, buscamos la causa subyacente responsable de la situación, causa que provocó o aún mantiene ese proceso de enfermar, tanto en enfermedades  Agudas, como en enfermedades Crónicas o Recurrentes.

Recordemos que la comunicación entre paciente y terapeuta estará libre de juicio y culpa, condición imprescindible para que surja ese SENTIR, escondido, rechazado, olvidado e incluso negado, que en su momento no pudo ser vivido, sentido o expresado y que es el origen de nuestra enfermedad. ¡Cuántos duelos llevamos a nuestra espalda, sin haber tenido ni tiempo ni posibilidad de hacerlos! Entonces el dolor se imprime en nuestro cuerpo  al que marca con una huella indeleble.

Lo maravilloso del tema es que podemos RE-SENTIR lo que ha quedado impreso, liberarlo y curarlo. Así en el camino adquirimos la sabiduría que de forma obligada el proceso de la enfermedad pretende aportarnos.

Gracias Remedios Homeopáticos y Gracias Antiguos Homeópatas que habéis hecho llegar a nuestras manos este maravilloso SABER, Saber que usado con Sabiduría y Amor puede ayudar a curar a nuestros pacientes y, de hecho, lo hace cada día.

HAZ TU BÚSQUEDA Y PULSA ENTER