TERAPIA DE VENTOSAS

Considero esta técnica como muy especial, tanto por su rápida eficacia como por la antigüedad de uso. El uso de la ventosa se ha practicado desde tiempos remotos por diferentes personajes conocidos. Tanto Hipócrates como Galeno se sirvieron de ellas para tratar a sus pacientes.

En palabras de Paracelso:

TERAPIA DE VENTOSAS

En las Antiguas Civilizaciones como Egipto, La India, China y La Grecia clásica, el uso de la ventosa en medicina, era fundamental. Un ejemplo de ello es su imagen esculpida en piedra que podemos ver junto con otros objetos propios de la medicina de aquel entonces, en la pared del Templo Egipcio de KomOmbo, a orillas del Nilo.

Aunque se pueden aplicar en distintas zonas del cuerpo, es la ESPALDA, la que usamos más habitualmente, ya que contamos con la magnífica eficacia de la correcta utilización de las zonas reflejas de la espalda. Además recordemos que existe una estrecha relación y conexión entre los órganos internos y la piel, llamados reflejos víscero-cutáneos y/o cuti-viscerales.

Gracias al Sistema Nervioso Central y Sistema Nervioso Periférico, esta conexión entre piel y órganos o sistemas corporales, provoca una alteración en el color, la temperatura, la consistencia, la tersura, la humedad, la sequedad y como no, dolor, en una zona concreta de la espalda, lo que nos permite saber qué y de qué manera un órgano corporal está alterado; es decir, nos sirve para el diagnóstico, pero no sólo esto, sino que también actuando en esta zona concreta de la piel, influimos en el órgano interno, es decir, podemos curar un órgano actuandocon una ventosadesde la piel, si elegimos la zona refleja concretay precisa que le corresponde.

Disponemos de 2 posibilidades de actuación:

  • VENTOSA HUMEDA O ESCARIFICADA – Llamada así porque se aplica ante la presencia de nódulos o formaciones duras de diferente tamaño y consistencia, que nos indican un bloqueo en la circulación sanguínea o linfática, o una sobrecarga de sustancias de desecho, producto del  catabolismo celular.  Drenar o eliminar directamente estos acúmulos a través de la ventosa húmeda, va hacer que se elimine esta sangre estancada y el frio del cuerpo. Así también, ayudará a extraer las toxinas y mejorar la circulación y como consecuencia, se calmará el dolor si lo hubiere.
  • VENTOSA SECA Cuando la zona a tratar se caracteriza por un estado de vacío, esto es, por carencia de sangre y por lo tanto de oxígeno, lo que conlleva a un aumento de acidez del tejido ya que las células disminuyen su metabolismo y capacidad vital.

La Técnica de Ventosas es eficaz en patologías tales como : dolor de espalda, lumbalgia, ciática, dismenorrea y amenorrea, síndrome gastrocardíaco, estreñimiento, diarreas, colon irritable, falta de vitalidad, congestión, cefaleas, tumefacción articular, dolor abdominal, resfriados, tos, asma, EPOC, bronquitis crónica, etc.

Desde la antigüedad, el material de la ventosa fue bambú, vidrio, porcelana, etc. Nosotros hoy en día usamos un vidrio especial que nos permita ver lo que se va depositando en su interior como una correcta esterilización.

 

HAZ TU BÚSQUEDA Y PULSA ENTER